3 años contigo

Esta semana hemos cumplido 3 años al frente de Viajes Ongi Etorri haciendo balance de nuestra misión y nuestros valores y nos hemos sorprendido felices al comprender que nuestra misión es aún más grande de lo que al principio nos propusimos.  Nos encanta verte disfrutar con nuestros viajes, estos viajes originales que construimos con la misma ilusión con la que los niños comienzan a descubrir el mundo.

Nuestra misión es la de hacerte feliz, la de conseguir que saborees sensaciones, que descubras y redescubras el mundo con nosotras, en plenitud, con total respeto, y con el afán de que seas parte imprescindible de la experiencia de vivir tu tiempo de ocio con la maor intensidad. Nos entusiasma saber que al volver tienes la sensación de que has aprendido, has disfrutado, has vivido al máximo el destino, has estrujado el tiempo, que es lo más preciado que tienes y lo sabemos muy bien.

Nuestros valores son los que nos mueven para continuar haciendo lo que nos gusta, que es verte disfrutar, y tratar de hacerlo mejor cada vez que nos encontramos rumbo a cualquier lugar. La honestidad, la coherencia, la verdad, el compromiso y el constante afán de mejora pensando en ti son nuestras banderas.

Gracias por estar estos 3 años, gracias por permitir que nos ilusionemos  contigo, gracias por enseñarnos tantas y tantas cosas, gracias por todo el cariño que nos ofreces y lo más importante, GRACIAS por regalarnos una parte tan importante de tu tiempo.

¡ MILLONES DE GRACIAS POR VIVIR TU VIAJE CON NOSOTRAS!

Si quieres compartir tus sensaciones o vivencias cuando viajas con nosotras, nos encantará leerlas, porque Viajes Ongi Etorri es un proyecto común en el que TÚ eres lo más importante.

kosmos 3 añitos

Seguridad

Creo, y seguro que piensas lo mismo, que una de las peores cosas que nos puede pasar es sentirnos amenazados.

Por norma general buscamos la seguridad, en la mayoría de los casos, tomando nuestras propias precauciones. Además ya desde pequeños nos lo inculcan: “no hables con desconocidos”, “no cojas caramelos de nadie”, “ten cuidado al cruzar la calle”, “átate bien los cordones que te vas a caer”,  y así podríamos seguir con un rosario de consejos-advertencias que nos han mantenido alerta – a veces demasiado – y  que seguro han evitado algún que otro desaguisado si los hemos ido incorporando a nuestro caminar por la vida.

Hoy día hay protocolos de seguridad casi para todo, y en Ongi Etorri nos gusta seguirlos porque creemos que la confianza que este hábito nos proporciona no tiene precio.

Hace poco hemos incorporado a nuestra web un sistema de pasarela de pago pensando en ti, porque somos conscientes de que te puede resultar cómodo realizar pagos a través de nuestra página en lugar de venir físicamente a la agencia. Pero lo que más nos preocupaba es que las transacciones fueran seguras, y en este sentido la entidad bancaria se ha ocupado concienzudamente de ello.

Aun así no nos hemos quedado solo en eso. Queríamos que cualquier dato que introdujeras en nuestra página estuviera seguro y nadie tuviera acceso a el, por lo que hemos instalado un certificado de seguridad SSL, que es un sistema de comunicación que permite que los mensajes que tú intercambias desde tu ordenador con nuestra página web (www.viajesongietorri.com) viajen cifrados, de manera que así garantizamos que nadie pueda “colocarse” en medio de tu conversación con nuestra página y captar datos importantes.

Por lo tanto, tienes la completa y absoluta garantía de que cualquier transacción que hagas en nuestra web es SEGURA.

Así que si en algún momento necesitas usar este servicio ten por cuenta que puedes hacerlo con TOTAL TRANQUILIDAD.

ongi etorri segura

Recuerdos

Hay tradiciones que por cómo son no se perderán. Costumbres tan arraigadas al acervo popular que perdurarán en el tiempo por mucho que la sociedad evolucione – esperemos que para bien.

Y es bonito porque entra dentro de lo entrañable, de recuerdos revividos y anclados a nuestro caminar por este precioso regalo que tenemos cada día: NUESTRA VIDA.

Celebras los cumpleaños con tarta y velas, te disfrazas en carnaval, estrenas algo el domingo de ramos, comes caracoles y perretxikos en San Prudencio, no te pierdes la bajada de Celedón, y así un largo etcétera en el que incluyes tus propias usanzas, las de la familia, las de casa, esas que heredarán tus descendientes igual que las acogiste tú por el solo hecho de pertenecer al mismo núcleo.

Una de las tradiciones más hermosas y que más unen en Euskadi es la de ir a una buena sidrería a comer en familia cuando empieza la temporada.
Se ha convertido casi en una religión. Llega el frío e inevitablemente empiezas a pensar en un buen txuleton y en brindar con todos a grito de  TXOTX! frente a las kupelas repletitas de buen caldo.
Las risas, el buen ambiente, la compañía, las canciones y lo bien que lo pasas coronan uno de los mejores días de invierno en el País Vasco, y es normal porque es un día de esos que almacenas en la memoria con una buena sonrisa de portada.

Recuerdos imborrables y hermosos que te acompañarán al menos hasta el año que viene más o menos por la misma época….

foto cartel sidrería.pub

RUTA CULTURARTE A LA SIDRERÍA : Domingo 10 de Febrero 2019.
Para más información:
https://www.viajesongietorri.com/es/ofertas/destacada/especial-sidreria-y-el-legado-romano-en-la-comarca-del-bidasoa-txotx.htm

 

Feliz 2019

Estamos poseídos por el espíritu navideño. A estas fiestas todavía les quedan los últimos coletazos con los Reyes Magos que vienen de Oriente trayendo oro, incienso y mirra, que traducido a lenguaje infantil viene a ser “cargaditos de juguetes para los buenos, o de carbón para los malos”

Y es así. Se respira el frío, volvemos a notar el tacto de las bufandas en las mejillas, nos alumbran las luces que adornan las calles, y los villancicos siguen sonando al igual que los molestos petardos y cohetes nos hacen respingar cada vez que explotan.

Inconfundible la Navidad con su Lotería del 22 y la del Niño, con la pista de hielo, las doce uvas, el cotillón y el chocolate con churros.

Cada cual la vive a su manera y cada vez más la usamos para salir de la rutina.

Nosotras las hemos aprovechado para hacer balance de todo lo bueno que nos ha reportado Ongi Etorri durante el recién despedido 2018.
Hemos tenido la suerte de compartir risas contigo, de conocerte, de mostrarte lugares diferentes que no conocías, de hacerte distintos algunos destinos que ya habías visitado, de presentarte a viajeros con los que has disfrutado en alguna de nuestras queridas RUTAS CULTURARTE.
Nos hemos emocionado con canciones que nos han tocado el alma. Nos has hecho pensar con tus palabras. Te hemos hecho madrugar siempre por tu bien. Has conseguido que no paremos de investigar. Nos has retado a encontrar nuevas sendas. Te hemos alojado en bonitos hoteles y hemos compartido comidas ricas para no olvidar. Por supuesto hemos crecido como personas porque tenemos la fortuna de tenerte cerca y poder aprender de ti, y sin lugar a dudas, lo más importante es que hemos entendido que para ti no se trata solo de viajar sino de VIVIR EL VIAJE.

Gracias, gracias y gracias por todo esto y algo más que nos dejamos en el tintero y se queda para nosotras con todo el cariño.

Te deseamos que todos tus sueños para este 2019 se hagan realidad y que de entre esos sueños haya algún viaje en el que podamos acompañarte. Así se lo hemos escrito en carta a Sus Majestades Los Reyes de Oriente para cuando vengan a Occidente. Así que estate atenta, porque estamos convencidas de que todo lo que pedimos… ¡SE CUMPLE!

IMG_8831.PNG
Equipo Ongi Etorri

Un Legado Medieval en las faldas del Moncayo

Este es el nombre de una de las Rutas Culturarte más original y singular que hemos diseñado en lo que va de año.

Como aperitivo solo tienes que clicar en el archivo de audio de aquí abajo y no dejar pasar la oportunidad de venir con nosotras a conocer Soria y su provincia del 15 al 16 de Septiembre.

¡ANÍMATE, AUN QUEDAN PLAZAS!

Ir a descargar

Artesanos y peregrinos en el encantador País Vasco Francés (9 Sept. 2018)

Leyendo el título quizá haya quienes piensen “bah, país vasco francés, lo conozcco de cabo a rabo. ¡Paso!”

Probablemente sea así, y la mayoría de estas personas hayan ido a los mercadillos navideños de Baiona, o hayan paseado por S. Juan de Pied de Port después de haber estado un rato en San Juan de Luz, pero de ahí a conocer de verdad estas localidades va un trecho, además hay un valor añadido que no hay que desdeñar y es nuestro entusiasmo por tratar de transmitir una cultura que es la nuestra y que sin lugar a dudas ¡es preciosa!.

Hemos diseñado una Ruta que no va a dejar indiferente a nadie, porque trataremos de impregnar el viaje de costumbres vascas y francesas en un marco incomparable, con el telón de fondo de frescos bosques y mucha, rica y variada tradición.

San Juan de Pied de Port, encantadora localidad que no solo brilla por los destellos que refleja en el Nive, sino también por su singular ciudadela y su historia de peregrinajes. Callejuelas empedradas, soportales antiguos y comercios que parecen salidos del más bello de los cuentos. Es un sitio al que no importa volver y dejarse arropar por su ambiente, sus gentes, sus acentos tan peculiares con ese euskera gascón lleno de rgggg y el olor a croissant recién hecho, mmmm ¿quién se puede resistir?.

San-Juan-Pie-de-Puerto-peregrino
Saint Jean de Pied de Port

Bastide-Clairence, !qué bonito es…! y está declarado como uno de los “pueblos más bellos de Francia” y por cierto, el más desconocido de todos. Solo por conocerlo merece la pena hacer esta Ruta Culturarte. De ambiente sosegado, pareciera que el tiempo se detuvo en algún momento en que los artesanos se asentaron, abrieron sus talleres y comenzaron sus labores y negocios que perduran hasta nuestro días. El motivo que atrajo a este riconcito de Francia a tantos artesanos, tiene su miga… pero tendrás que animarte y venir para descubrirlo.

bastide clairence
Bastide Clairence

 

Y Baiona… Conocemos sus calles y algunas de sus tradiciones, pero ¿alguna vez has hecho una visita en la que te cuenten su historia dando un agradable paseo? ¿Has tenido la sensación de ir caminando por el mismísimo Amsterdam, estando a tan solo unos pasos de casa?

bayonne
Baiona

La salsa de la vida es la de emocionarte con las vivencias, sentir y disfrutar,  y todo eso es muy fácil hacerlo si quieres, solo debes tomas una decisión:

¡VENIR CON NOSOTRAS A VIVIRLO!

MUCHISIMAS GRACIAS. MILA ESKER!!!

No se nos ocurre otra cosa más que agradeceros de todo corazón que hayáis hecho posible que Viajes Ongi Etorri ¡¡¡¡haya cumplido su primer año!!!!

Muchos años llevamos en el sector pero febrero del 2016 fue nuestro renacer, el nacimiento de un proyecto inmensamente ilusionante, con alma propia, fruto de años de atención a personas, a personas estupendas con alma viajera.

Teníamos muy claro que no queríamos una agencia de viajes al uso, queríamos la agencia de viajes abierta a todos, donde cada viajero encontrase su periplo especial, y siempre sustentado en dos premisas que son las que nos mueven por encima de todo, trabajar desde la honestidad, asesorando a cada persona como un ser diferente y especial que es, huyendo de tratar a todos por igual, recomendándoles lo de siempre. Todo ello, bajo la lupa de la coherencia con nuestros propios valores, no vendiendo cualquier cosa por vender a cualquier precio.

Emprendimos ya hace un añito gracias al apoyo de personas maravillosas, no clientes, ya viajeros amigos que han sido nuestro verdadero motor. Y para dar buena muestra de ello, utilizamos la frase de nuestra viajera y amiga Maite H., que fue una de las artífices de este ilusionante y especial proyecto “Viajes Ongi Etorri”:

Vosotras dais otro sentido al verbo viajar. Viajar no es coger la maleta e ir a un sitio y volver. Viajar es salir de tu casa y estar rodeados de amigos, tener la tranquilidad de que si te pasa algo estás acompañado. Ir, llegar, visitar, andar, conocer, aprender y volver son extras.

A todas y cada una de las personas que hacéis que este sueño se esté haciendo realidad, os damos las GRACIAS. ESKERRIK ASKO!!!!!!

img_9550
Equipo Ongi Etorri

 

Nos vamos de SIDRERÍA (y mucho más…)

Hace frío, es inevitable y fantástico ya que estamos en invierno y en pleno norte no podría ser de otra forma.

Lo importante es que el frío tiene un encanto singular que por estas tierras imprime carácter, buen carácter noble y sano del que vamos a disfrutar durante esta ruta culturarte por la provincia de Guipuzcoa.

Justo a la entrada de la bahía de Pasaia, en un mágico recoveco rodeado de verde vegetación se sitúa un museo muy especial: Albaola, la factoría marítima vasca.

albaola
Albaola, factoría marítima

No es un museo al uso, sino más bien un lugar donde experimentaremos a flor de piel la historia de unos aguerridos y valientes hombres de mar. Chicarrones del norte que en el siglo XVI se aventuraban con sus barcos – que nada tienen que ver con los de ahora y sus adelantos tecnológicos- nada más y nada menos que para cazar ballenas. Así, a lo grande, sin miedos y sin remilgos, como todo lo que se hace por aquí.

Tan meritorias eran sus gestas que en el Albaola se está reconstruyendo cara al público la Nave San Juan, un ballenero de aquella época conocido del uno al otro confín – como diría Espronceda –  y que tendremos la gran oportunidad de contemplar de primera mano.

nao-san-juan
Construcción de la Nao S. Juan

Más tarde nos adentraremos en Pasajes de San Juan, uno de los pueblos pesqueros más pintorescos y singulares de Guipúzcoa, de Euskadi y de parte del extranjero.

Su casco histórico, conformado por una sola calle, está salpicado de casitas con balcones de diferentes colores repletas de personalidad y seguro que de antiguas historias de la mar contadas al calor de la lumbre al pie mismo de la bahía.

Una de esas casas albergó en el siglo XVII a un escritor de renombre. Y es que el mismísimo Víctor Hugo (Besanzón, 26 de febrero de 1802-París, 22 de mayo de 1885), poeta, dramaturgo y novelista francés, autor entre otras obras de “Los miserables”, se alojó en Pasajes en el año 1843. Conoceremos esta historia con ojos y oídos bien abiertos para no perder detalle de la inspiración que experimentó  viviendo en Pasajes de San Juan.

pasajes-1
Bahía de Pasajes
pasajes-2
Pasajes de San Juan

Ha llegado la hora de comer y como hemos dicho antes, por estos lares todo se hace a lo grande, sin miedos y sin remilgos, de manera que dirigiremos nuestros pasos a Astigarraga, “Capital Mundial de la Sidra”, sobrenombre dado por si acaso nos quedábamos cortos en cuanto a capitalidad, nunca en cuanto a hambre o sed.

Decía Pierre Lancre, inquisidor del siglo XVII que “el País Vasco es un país de manzanos; sus mujeres sólo comen manzanas, no beben más que zumo de manzanas y en cualquier ocasión están dispuestas a morder la manzana de la tentación”.

Dejando de lado su mente inquisitorial y obtusa en cuanto a las mujeres y el manido pecado original, las manzanas del Pais Vasco son ya famosas desde aquella época, que sepamos. De ellas se extrae ese néctar supremo, esa riquísima sidra que cuidadosamente aguarda en enormes y preciosas kupelas que se abren al grito de TXOTX !!, término que proviene de la palabra txotxperri que hace referencia a la apertura de estos magníficos toneles vascos y que dan el pistoletazo de salida a la temporada de sidrería.

kupelas
Kupelas típicas vascas

Pero claro, no todo va a ser beber. La sidra va a ir remojando un menú digno de los más valientes arrantzales (pescadores) euskaldunes: txuletón en su punto hecho a la brasa de forma tradicional, tortilla de bacalao en la que se ven las lascas y te deleitará el huevo de caserío, cola de merluza con un sabor tan característico y rico que se te hace la boca agua con solo verla, y de postre algo tan sencillo y ancestral como el queso, el membrillo y las nueces.

postre
Postre de sidrería

Un día completo de tradiciones, de cultura, de sabor y de belleza que estaremos encantadas de disfrutar contigo sólo si tu quieres.

Para más información no tienes más que clicar aquí, llamarnos por teléfono al 945 000 703 o pasarte por la agencia en la C/ Arana 4 de Vitoria -Gasteiz

TXOTX !!!

De cómo un vasco instauró la Feria de Abril de Sevilla

Nuestra historia de hoy nos remonta al siglo XIII. Por aquella época comienza a surgir con fuerza el comercio en Europa y las ferias alcanzan notable éxito, siendo especialmente relevantes la de Champaña en Francia o las de Zafra y Medina del Campo en España.

Es precisamente en ese momento cuando el rey Alfonso X el Sabio decide instaurar en Sevilla dos ferias, una que se celebraría en primavera y otra en otoño, más concretamente en Abril y Octubre, por San Miguel esta última.

Poco a poco y con el transcurso de los años las ferias de Sevilla fueron celebrándose cada vez más espaciadas en el tiempo hasta que acabaron desapareciendo y tuvimos que esperar a que un vasco de pro arribara a la ciudad para volver a poner tan exitoso evento en el calendario.

José María Ybarra Gutiérrez de Caviedes, bilbaíno e hijo de un importante empresario relacionado estrechamente con lo que a la postre fueron los Altos Hornos, decidió estudiar Leyes en la Universidad de Vitoria y acabó trasladándose a Sevilla, de cuyo Ayuntamiento llegó a ser Alcalde, tras instalar allí una naviera con la comercializó los productos locales entre su ciudad de adopción y su ciudad de nacimiento.

Corría el año 1846 cuando José María, junto con Narciso Bonaplata – catalán y agudo empresario- decidió proponer la reinstauración de la feria de Sevilla, la de Abril. A partir de ese momento, la Feria de Abril se celebraría de forma anual los días 19, 20 y 21 del mes citado en el Prado de San Sebastián, hoy pleno centro de Sevilla.

Allí se instalaron 19 casetas, y se comerciaba con ganado principalmente, sin olvidar vinos, aguardientes y productos típicos como la chacina.

Aquel evento resultó tan exitoso que cada año que pasaba aumentaba en número de visitantes y de negocios cerrados.

Con el paso del tiempo y la evolución de los modos de vida, la Feria de Abril se ha ido transformando al mismo ritmo, y hoy es un lugar lleno de colorido y alegría, con incontable número de casetas y donde los negocios se siguen cerrando entre copas de manzanilla y tapitas de jamón serrano y gambas de Huelva.

 

feria 2016.jpg

¡Txotx!

El viernes por la noche los jardines de la ciudad se cubrieron de un fino manto blanco  que se mantuvo apenas unas horas. Aun así la inquietud nos invadió porque la lluvia y el viento persistían y las previsiones meteorológicas no eran las más halagüeñas para pasar el domingo pegaditos al bravo Cantábrico.

¡Hay que buscar un seguro urgentemente! Y a ello nos pusimos el sábado bien de mañana.
El de sol estaba agotado y tuvimos que recurrir a uno doble: seguro anti nieve y anti lluvia torrencial.
Menos es nada, pensamos. Lo contratamos urgentemente y cruzamos los dedos con la esperanza de que funcionara. ¡Y así fue!

 El domingo amaneció de un bonito color plomizo, típico invernal. Y nos llovió, nos cayeron unas gotas  serenitas y caladeras que nos mantuvieron en vilo hasta que al llegar a Getaria escampó.

IMG_5320
Getaria  

 Aprovechamos la tregua para pasear por sus calles, a través de las cuales podían incluso intuirse los rumores de las olas y el olor del salitre mezclado con el que desprenden los sarmientos tostándose en las brasas que se estaban preparando para recibir rodaballos, merluzas y besugos.Todo un deleite para los sentidos.

Patria que fue de personajes tan ilustres como Juan Sebastián Elcano o Cristóbal Balenciaga merecía que la recorriéramos palmo a palmo hasta el mismo puerto y dejarnos acariciar por la brisa del mar, pero como nos esperaban en la bodega de Txakolí, dejamos la orilla del Cantábrico y nos fuimos a conocer el camino que recorre la uva desde que está en la parra hasta que la envasan en forma del preciado caldo vasco.

De ahí a la sidrería, a degustar choricillos, merluzas, txuletones y queso con membrillo y nueces, sin olvidarnos de regarlo todo con una magnífica sidra extraída directamente de las kupelas.

Un estupendo día que pasamos en la más preciada de las compañías, nuestros amigos viajeros de Rutas Culturarte. Quienes siempre nos ayudan a convertir nuestro trabajo en un verdadero placer.

Mil gracias a todos por ser como sois. MILA ESKER!

IMG_5271
Parte de nuestros viajeros culturarte